La vida en el campo

Algunas personas consideran que la vida en el campo trae aparejadas muchas privaciones pero, en la actualidad, las innovaciones tecnológicas permiten transladar el confort y la seguridad a un ambiente sano y natural.

Vivir rodeado por la naturaleza trae aparejados muchos beneficios que no sólo mejoran la calidad de vida de las personas sino que se traduce en múltiples mejoras en la salud.

Está demostrado que el aire puro, rico en oxígeno, porta partículas vitalizantes que el cuerpo absorbe no solo a través de la respiración, si no también a través de las células de la piel. De esta forma contribuye considerablemente a la relajación y desintoxicación del cuerpo; incluso provoca una disminución de los pensamientos negativos y las preocupaciones.

Algunos factores ambientales del campo parecen jugar a favor de sus habitantes:
- Menos casos de cáncer.
- Padecen menos hipertensión.
- Desarrollan menos trastornos psicológicos (como ansiedad y depresión).

El campo también permite un sano desarrollo familiar estimulando actividades al aire libre, que requieren la colaboración de toda la familia. El ritmo de vida, mucho más tanquilo que al que estamos acostumbrados en la cuidad, invita a los miembros a compartir momentos de oscio o actividades como el cuidado del jardín que desarrollan el interés por tareas responsables con el medio ambiente.


¿No cree que es un buen momento para cambiar el humo por el aire puro? ¿El ruido por la calma? ¿El tráfico diario por la quietud y la paz del campo?